← back to “[…] Los mexicanos no tienen “ni puta idea” de lo que es VERDAD, en absolutamente todos los sentidos […] La MENTIRA en México, como en toda América Latina, antes y ahora, es el pan nuestro de cada día […] Los mexicanos, como una muy buena parte de los latinoamericanos, la inmensa mayoría, no necesitan hablar, mover la boca y emitir sonidos, para decir mentiras; con sus gestos, con su lenguaje corporal, las dicen, y “no se miden”. “¡Qué capacidad!”, “¡ay, güey!”, “¡ay, chingao!”, ¡ese eterno cantinflear! […] ¿Para qué sirve Internet a los latinoamericanos, a los iberoamericanos, a los latinos, a los hispanos, si la mayoría de ellos no sabe leer bien (¡si es que saben leer!), si no buscan noticias, si en promedio lo que les encanta es Facebook para estar en el “chacoteo”, es decir en caerse a mentiras en un “todos contra todos”? […] Como dice Ikram Antaki: “En México […] mentimos porque no hay razón alguna para decir la verdad” […] Como dice Octavio Paz: “Nuestra vida diaria sería inexplicable sin la mentira […] La mentira inunda la vida mexicana […] Algunos historiadores recientes proclaman que nuestra historia es un tejido de mentiras […] mienten nuestros reaccionarios tanto como nuestros revolucionarios […] nuestra vida diaria sería inexplicable sin la mentira que la alimenta […] La mentira inunda la vida mexicana: ficción es nuestra política electoral” […] Como dice Sara Sefchovich: “País de mentiras” […] México es un país que no conoce la verdad […] Como dice Martín Moreno: “México engañado […] Justicia, es una palabra que los mexicanos han olvidado […] ¿Quién va a creer que Aburto fue un asesino solitario de Colosio, cuando éste tenía un orificio de bala en la cabeza y otro en el estómago y, además, de diferente calibre…? […] ¿A quién le creen los mexicanos? ¿Al sacerdote, al maestro, al político, al comentarista de radio y televisión? ¿A quién? ¿A Marta Sahagún? ¿A la Gordillo? ¿Al cardenal…? Lo verdaderamente grave de todo esto es que los mexicanos ya no creemos en nada ni en nadie. La mula no era arisca… Estamos sepultados en el pozo del escepticismo” […] Y no hablemos ya de “las historias” (¿o cuentos?) de las elecciones en México […] ¡Esas historias de LA CASA BLANCA DE ENRIQUE PEÑA NIETO “EL COPETES” “JIMMY NEUTRÓN” “EL GAVIOTO” Y “LA GAVIOTA” ANGÉLICA RIVERA, “¡ta’ cabrón!” […] ¿¡Los muertos y desaparecidos en México!? “¡Ésa es otra historia!” […]”

FERNANDO ANTONIO RUANO FAXAS. IMAGOLOGÍA, PAISOLOGÍA. LITERATURA, PERIODISMO, MÉXICO, SOR JUANA, SISTER JUANA, SÓROR JUANA, СЕСТРА ХУАНА