TOQUEMOS EL TEMA DE LA LECTURA: LECTURAS, TEXTOS, LIBROS, BIBLIOTECAS, INTERNET…

LIBRO, BOOK, LIVRO, КНИГА, 書

LECTURA, READING, LEITURA, ЧТЕНИЕ, 閱讀

“Por otra parte, mi maestro carecía de toda la habilidad que se requiere para desempeñar este título. Sabía leer y escribir, cuando más para entender y darse a entender; pero no para enseñar. No todos los que leen saben leer. Hay muchos modos de leer, según son los estilos de las escrituras. No se han de leer las oraciones de Cicerón como los Anales de Tácito, ni el panegírico de Plinio como las comedias de Moreto. Quiero decir que el que lee debe saber distinguir los estilos en que escribe, para animar con su tono la lectura, y entonces manifestará que entiende lo que lee y que sabe leer. Muchos creen que leer bien consiste en leer aprisa, con tal método hablan mil disparates. Otros piensan (y son los más) que en leyendo conforme la ortografía con que se escribe quedan perfectamente. Otros leen así, pero escuchándose y con tal pausa que molestan a los que los atienden. Otros, por fin, leen todo género de escritos con mucha afectación, pero con cierta monotonía o igualdad de tono que fastidia. Estos son los modos más comunes de leer, y vosotros iréis experimentando mi verdad y veréis que no son los buenos lectores tan comunes como parece” (José Joaquín Fernández de Lizardi, escritor y pensador mexicano. Libro: El Periquillo Sarniento).

Con esto queda demostrado lo que vemos a diario en nuestros centros de educación, a todos los niveles: la gran cantidad de “maestros Quiñones y Ciruela”, la gran cantidad de “escueleros” y de “siñores maistros y siñoras maistras”, “maestros y maestras de la legua”, recordando aquí los tradicionales refranes y motes: “El maestro Quiñones, que no sabía leer y daba lecciones”, “El maestro Ciruela, que no sabía leer y puso escuela”, y “los escueleros”, que ya han expresado en sus libros y artículos José Joaquín Fernández de Lizardi[46] y José María Rivera.[47]